Dibujos infantiles: medicina del alma contra covid – La Silla Rota

“Con todo corazón a los enfermos: Yo sé que tú puedes y puedes resistir, para mí eres un gerrer@, yo te mando toda mi salud y mis fuerzas para que todas y todos logremos derrotar esta enfermedad que nos invade a todos”, escribió una mano infantil sobre un dibujo que llegó a su destinatario: los enfermos por coronavirus que se encuentran en el Hospital Common de México Eduardo Liceaga.

¿Puede una carta infantil curar el covid? ¿Aliviar los malestares que provoca en el paciente y dar una inyección de ánimo y aliento a quienes esperan una recuperación bajo el miedo y la incertidumbre? “Eso es lo que buscan ser”, cuenta a La Silla Rota Verónica de la Paz, integrante de la comisión de Misión y Línea de Vida de la Arquidiócesis Primada de México. Y sabe de lo que habla, porque es ella la responsable de recibir y enviar el amor infantil que llega en forma de papel, letras y colores. “Es como un apapacho para el alma, una comunicación de corazón a corazón, sin fines de lucro, sino para dar un mensaje de solidaridad y amor. Porque el amor mueve montañas y lo hace todo”.

Fotos: cortesía Arquidiócesis Primada de México

El proyecto “Cartas desde el corazón”, nació en Mérida, Yucatán y Verónica palpó sus efectos en los presos del centro penitenciario donde laboró. “Soy socióloga y terapeuta acquainted. Allá los niños con cáncer comenzaron a escribirles a los presos; ahí empezó todo. Aunque nunca se conocieron, ellos -por sus cartas-, les enviaron de vuelta obsequios como rosarios, hamacas. Y entendí que, siempre, el dolor unifica. Comenzamos a notar cambios en los presos, incluso en aquellos más duros. La easy carta de un niño les decía que estaban con ellos, que le echaran ganas, fui testigo de ese cambio. Incluso muchos de ellos guardaban esas cartas como algo muy preciado porque dentro de la prisión pierden su vida, familia y muchas cosas”.

“Con una easy carta los niños hicieron la diferencia. Así que con la pandemia pensé ¿Por qué no empezar de nuevo con las cartas? Estoy segura que funcionara siempre y cuando haya el dolor de por medio, porque es lo que une: el amor“. En la página de la pink social Fb del Episcopado comenzaron a llegar los dibujos. “Con el #CartasDesdeElCorazon se pidió a los niños que escribieran a nuestros enfermos y empezamos a recibirlas con muchas muestras de solidaridad y cariño, algunas las enviaban por mail”.

“Al inicio el acceso fue restringido a los hospitales, pero se abrió una puerta en uno de ellos con el padre Andrés”, precisa Verónica. La Silla Rota publicó ayer la historia de este joven sacerdote que junto con el padre Roberto y Adrián, entregan la absolución a los enfermos críticos por covid. “Él nos ha hecho favor de entregar estas cartas a los enfermos en esa área, previa mediación con la directora del hospital que estaba muy interesada y comprometida en la entrega.  De hecho seguimos la misma iniciativa con el private médico que se han estado enfermando por agotamiento y la carga de presión que tienen”.

“Esto tiene dos semanas, a la fecha hemos entregado unas 45 cartas más o menos. La difusión entre nuestras redes sociales ha agrandado la pink y ahora hay varios colegios interesados. Más adelante tendremos otra etapa de dibujos para quienes no dejaron de laborar durante la pandemia: el señor de la basura, el de la gasolina, el cajero del tremendous, todos ellos. Aún no sabemos las reacciones que tuvieron los pacientes covid al recibir las cartas. Me encantaría saberlo, yo también estoy con esa expectativa”.

Cartas curativas

Ivon Karina Ruiz, subdirectora médica del área Covid en el Hospital Common de México Eduardo Liceaga, entregó en propia mano las misivas infantiles y narra por primera vez, en exclusiva para La Silla Rota, lo que sucedió. “Visitamos a los pacientes en área no crítica, y que aunque delicados, podían recibir estas cartas que son una obra de arte porque los niños muestran su solidaridad con los enfermos y nosotros. Si la reacción de los médicos fue de sorpresa, hubo pacientes que lloraron porque están muy angustiados, muy frágiles sentimentalmente por la hospitalización y el miedo de no salir de aquí”.

“Las cartas con este mensaje de amor, paz y esperanza, les despertó melancolía, mucha esperanza de que van a salir, pero sobre todo fe porque los alienta a no perder la esperanza. Repartimos entre doce y quince cartas. Algunos nos pidieron pegarla en la pared de su cabecera; otros decidieron entregarla a sus familiares y con el sistema de comunicación por videollamada se les mostró que ya la habían recibido y que la tenían en sus manos”.

“Sí, hubo una evolución positiva en los pacientes covid; han pasado casi diez días y lo hemos notado. La situación emocional les alienta y eso es muy importante para su recuperación. Tenemos una paciente de 60 años que al estar lejos de su familia estaba un poco renuente y triste, no muy cooperadora; en cuanto recibió la carta y tuvo contacto con su acquainted por videollamada, su conducta positiva fue muy evidente. Dos nenas en el área de pediatría: una de 17 años y otra de eight años con Síndrome de Down; la reacción fue impresionante porque estaban muy contentas de que hubiera niños afuera que las alentaban a salir adelante. Y la evolución de su tratamiento fue muy satisfactorio”.

“Para nosotros… ¡Híjole! Son momentos muy difíciles. Yo creo que cualquiera y sobre todo estas expresiones de amor y cariño, en estos tiempos donde nos han menospreciado tanto como private médico, el saber que alguien cree con nosotros y que se preocupa por los pacientes, y que desea que la vida vuelva a ser regular, nos cae tremendous bien en medio del miedo y la incertidumbre”.

(Ameyaltzin Salazar)


News Reporter

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

X